Stop Radical Islam

La islamización imparable en Francia y ciudades europeas

Posted by sioespain en 22 febrero, 2010

Antes del 2011 terminarán con la construcción de una mezquita en la ciudad francesa de Nantes. Será construida en una superficie de 650 metros y llevará un minarete (torre) de 17 metros.

La mezquita tendrá una cúpula de 14 metros de altura, salas para la ablución, un espacio de recepción, una sala para múltiples usos de 200 personas, varios locales de servicio y la oficina de la Unión de las Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF), a la cual pertenece la Asociación Islámica del Oeste de Francia (AIOF) que administra el proyecto.

Un vasto conjunto cultural de tres pisos completará la mezquita, una biblioteca, una confitería, locales para la formación, cinco aulas, un taller (artesanía, arte, lectura…), un espacio de diversión para niños, una librería, y departamentos para los invitados.

La construcción de todo el proyecto de una superficie total de 3100 m², culminará en 2011, antes de terminar el proyecto, un minarete de 17 metros de altura será construido.
El costo del proyecto es de 4,5 millones de euros, una parte donada por los habitantes de Nantes, y 200 mil euros por la Municipalidad socialista de la ciudad.

El alcalde de la ciudad francesa denuncia a un local por vender sólo carne halal

La iniciativa de la cadena de comida rápida Quick de vender carne procedente de animales sacrificados en 8 de sus 32 restaurantes en Francia ha levantado una agria polémica

En el poliédrico barrio de Belleville, en París, los comercios chinos alternan con establecimientos de alimentación judíos y árabes donde se venden productos certificados kosher y halal sin que a nadie parezca importunarle esta promiscuidad cultural. La iniciativa de la cadena de comida rápida Quick de servir a título experimental únicamente carne halal –procedente de animales sacrificados según el rito musulmán– en ocho de sus 362 restaurantes en Francia ha levantado, en cambio, una agria polémica que amenaza con volver a situar el papel del islam en el centro del debate político, cuando todavía no se han apagado los rescoldos de la discusión sobre el velo integral.

La batalla dialéctica ha ido subiendo de temperatura en los últimos días y el socialista René Vandierendonck, alcalde de Roubaix (1) – una de las ciudades donde Quick ha puesto en marcha su test–, ha acabado presentando una denuncia contra la cadena de restauración rápida por “discriminación”. El local objeto de controversia ofrece, en efecto, únicamente carne halal y ha sustituido el bacon con que acompañaba las hamburguesas por pavo. Eso sí, hay pescado y queso no halal, y es posible seguir consumiendo cerveza. Vandierendonck considera que el restaurante debería ofrecer también carne no halal.

El alcalde de Roubaix ha recibido el apoyo de varios diputados del partido gubernamental, la UMP, que consideran inadmisible semejante iniciativa. Por más que su jefe de filas en la Asamblea Nacional, Jean-François Copé, haya quitado importancia al asunto y haya llamado a la “moderación”. La proximidad de las elecciones regionales, el 14 y el 21 de marzo próximos, no es ajena a este súbito acceso de fiebre en una zona –Nord-Pas de Calais– donde el ultraderechista Frente Nacional, capitaneado aquí por Marine Le Pen –la hija del fundador– (2) tiene una importante capacidad de penetración y aspira a pasar a la segunda vuelta.

En un comunicado, la cadena Quick defendió el experimento de la carne halal –puesto en práctica también en barrios con fuerte presencia musulmana de Marsella, Toulouse, Argenteuil, Garges- lès-Gonesse, Buchelay y Villeurbanne– como una iniciativa “comercial”.
En apoyo de esta tesis, Cedomir Nestorovic, profesor de dirección de empresas en la escuela de negocios ESSEC, opina que “el mercado mundial del halal supone 660.000 millones de dólares, por lo que es normal que todos los gigantes de la alimentación estén presentes”. En Francia, donde se calcula que viven entre unos 6 millones de musulmanes, este mercado podría superar en 2010 los 5.000 millones de euros, según cálculos del gabinete de marketing Solis.

Contemporizador, el presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán, Mohamed Moussaui, llamaba a todo el mundo a ser razonable: “Restaurantes que sólo venden halal o kosher han existido siempre”. Otros menos moderados perciben la polémica como un nuevo caso de “islamofobia”.

(Fuente: La Vanguardia – Islamización de Europa).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: