Stop Radical Islam

Juicio contra Geert Wilders, miembro del parlamento neerlandés. Nuestro futuro y el de nuestros descendientes esta en juego.

Posted by sioespain en 22 enero, 2010

Intervención personal de Geert Wilders en la audiencia previa al juicio

Señor Presidente, Magistrados de la Corte,

Me gustaría hacer uso de mi derecho a hablar durante unos minutos. La libertad es el más valioso de todos nuestros logros y el más vulnerable. La gente ha dedicado y ha dado su vida por la libertad. Nuestra libertad en este país es el resultado de siglos. Es la consecuencia de una historia que no tiene equivalente y que nos ha llevado hasta donde estamos ahora.

Creo con todo mi corazón y alma que la libertad en los Países Bajos está amenazada. Que nuestro patrimonio es, lo que muchas generaciones sólo podían soñar, que esta libertad no es ya un hecho, ya no es evidente.

Dedico mi vida a la defensa de nuestra libertad. Sé cuáles son los riesgos y pago ese precio cada día. Yo no me quejo de ello, es mi propia decisión. Lo veo como mi deber y es por eso que estoy aquí de pie.

Sé que las palabras que uso a veces son duras, pero nunca mal intencionadas. No es mi intención resguardar la ideología de la conquista y la destrucción, pero tampoco lo es ofender a la gente. No tengo nada contra los musulmanes. Tengo un problema con el Islam y la islamización de nuestro país, porque el Islam es incompatible con la libertad.

Futuras generaciones se preguntarán a sí mismos la forma en que nosotros en 2010, en este lugar, en esta sala, ganamos nuestro logro más preciado. Si hay libertad en este debate para ambas partes y por tanto también para los críticos del Islam, o si ¿sólo una parte de la discusión puede ser escuchada en los Países Bajos? Si la libertad de expresión en los Países Bajos se aplica a todos o ¿sólo a unos pocos? La respuesta a esto es a la vez la respuesta a la pregunta de si la libertad todavía tiene un hogar en este país.

La libertad nunca fue propiedad de un grupo pequeño, sino que siempre fue el patrimonio de todos nosotros. Todos somos bendecidos por ella.

La Señora Justicia lleva una venda en los ojos, pero tiene un oído espléndido. Espero que oiga las siguientes frases, altas y claras:

No es sólo un derecho, sino también el deber de las personas libres poder hablar en contra de toda ideología que amenace la libertad. Thomas Jefferson, el tercer Presidente de los Estados Unidos tenía razón: El precio de la libertad es la eterna vigilancia.
Espero que la libertad de expresión triunfe en este juicio.

En conclusión, señor Presidente, jueces de la Corte.
Este juicio es, obviamente, sobre la libertad de expresión. Pero este juicio es también sobre el proceso de establecer la verdad. ¿Son las declaraciones y las comparaciones que he hecho, tal como se citan en la convocatoria, verdaderas?¿Y si algo es verdadero, puede entonces aún ser punible? Es por ello, que les insto a que no sólo acepten mi solicitud de oír a testigos y expertos en el tema de la libertad de expresión. Sino que les pido expresamente que cumplan mi petición de oír a testigos y expertos en el tema del Islam. Me refiero no sólo a Mister Jansen y Mister Admiraal, sino también a testigos y expertos de Israel, los Estados Unidos y el Reino Unido. Sin estos testigos, no puedo defenderme adecuadamente y, en mi opinión, esto no sería un juicio justo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: